romanov-riches-super-win

Cómo jugar a las tragaperras, Casinoshark te explica los mitos

por Felix

Aquí te vamos a detallar cómo jugar a las tragaperras. La experiencia sobre casinos en línea españoles del equipo de Casinoshark te va a ser muy útil.

Como siempre que hay grandes premios, las leyendas urbanas y los mitos se empiezan a crear. Con las máquinas tragaperras progresivas o las slots tradicionales, esto siempre sucede. Vamos a analizar algunos de esos mitos.

Las historias de tragaperras siempre nos hablan de las máquina calientes

Uno de los grandes mitos de los casinos físicos son las máquinas calientes y frias o hot and cold slots. La teoría es que si una tragaperras ha estado por un largo tiempo sin otorgar un premio, es casi seguro que lo otorgará pronto.

Todavía hay mucha gente que cree en eso y vigila las máquinas, en las que la gente ha jugado mucho rato sin ganar, para después ocupar su puesto.

El mito se basa en que muchos jugadores pasan horas frente a un tragaperras y no tienen suerte y cuando abandonan su sitio, otro jugador gana un premio en su primera tirada.

Naturalmente el jugador, que abandonó la slot, piensa que el premio habría sido suyo si hubiera continuado jugando. Pero esto no es así ya que las máquinas cuentan con un generador de números aleatorio, esto es un programa informático o algoritmo en el que hay integrada una fórmula de congruencia numérica. El programa trabaja constantemente, aunque no haya nadie jugando, por lo que un segundo de diferencia produce un resultado diferente.

A esta formula se le añade un número, con el que comenzará a trabajar para producir cifras aleatorias, hasta hace poco tiempo estas cifras eran llamadas pseudoaleatorias, pues cada cierto tiempo se iba a producir el mismo número al seguir una secuencia de valores.

Desde el 2015 existen softwares, que son capaces de producir números totalmente aleatorios por lo que es imposible, que se de la misma secuencia de valores en la máquina.

Otro mito de jugar a las tragaperras: El casino puede modificar el software en cualquier momento

Las máquinas muestran los símbolos basándose en los número aleatorios que produce su microchip en el que está ejecutado el programa. Pero la máquina debe dar premios siguiendo siguiendo una frecuencia, en el mercado hay máquinas de alta frecuencia y de baja frecuencia. Las de alta frecuencia otorgan menos premios pero con botes más grandes, mientras que las de baja frecuencia otorgan muchos premios pero de poco valor.

Cuando un jugador apuesta a una máquina de alta frecuencia, puede pasar mucho tiempo sin obtener una ganancia y de ahí surge el mito de que el casino cambia la frecuencia de premios. Realmente la frecuencia no se puede cambiar pues está regulada por disposiciones oficiales de cada país o estado.

Lo que sucede es que al mezclar la alta frecuencia con el generador de números, es muy difícil presionar el botón cuando el número generado  sea el del símbolo, que dispara el premio gordo. Esto significa que la combinación del bote se forma muchas veces pero dura milisegundos, por lo que es casi imposible apretar el botón cuando se forma.

Para disfrutar las tragaperras, la mejor forma es elegir un tema que nos divierta y estar atentos en los minijuegos, para lograr mejores botes.